Sea que estés buscando quedar embarazada o por el contrario, evitarlo, conocer tus días fértiles es algo clave, ¿pero sabes cómo hacer los cálculos?

Empecemos por explicar de qué se tratan los días fértiles. Cuando ovulamos, el óvulo va moviéndose a través de las trompas de Falopio, momento en el que puede ser fecundado por un espermatozoide y concebir. El tiempo que este óvulo se encuentra “disponible” es de entre 12 y 24 horas aproximadamente. Luego, el óvulo muere y después de unos días, llega la menstruación.

Ahora bien, para quedar embarazada, no es obligatorio que tengas relaciones en esas 24 horas exactamente, ya que el espermatozoide puede tener una vida de hasta 4 días en tu cuerpo y fecundar al óvulo cuando esté listo.

Es por eso que resulta muy importante conocer estos días. Eso sí, si tu caso es que buscas evitar embarazarte, te recomendamos no guiarte solo por estas fechas para no tener relaciones, sino utilizar otros métodos anticonceptivos más seguros.

El cálculo


La forma más sencilla de conocer los días fértiles en el mes es llevar un calendario donde apuntes fecha de menstruación y duración de la misma, sobre todo si eres una persona regular. Hoy en día, la tecnología nos ha regalado cientos de aplicaciones móviles que nos permiten llevar un cálculo ciclo a ciclo de nuestras hormonas, registrar síntomas y saber si hay o no anomalías en las fechas.

Pero si decides hacer tu misma el cálculo, debes empezar desde la menstruación, contando desde el primer día y una vez que llegues al día 14, estarás en la etapa de ovulación, que recuerda, es el momento en el que el óvulo es liberado y se desplaza a través de las trompas. Pero, presta atención a esto: los días fértiles empiezan aproximadamente al décimo día de haber iniciado la menstruación, es decir, aproximadamente unos 4 días antes de que el óvulo sea liberado. Este periodo fértil llega hasta el día 25, pudiendo variar de persona en persona.

Test de ovulación


Así como los tests de embarazo, los laboratorios ya nos llevan la delantera y tienen tests para medir si estás o no en tus días de ovulación y/o fértiles. Tal vez sea la forma más segura de comprobarlo y puedes adquirir uno en cualquier farmacia. Estos tests miden la concentración de la hormona luteinizante presente en los días fértiles. Lo ideal es utilizar este tipo de test el día diez después de que inicies tu periodo menstrual.

Además de esos tests también existen los que calculan no solo la hormona luteinizante, sino también los estrógenos, siendo entonces mucho más precisos.

Existen otras formas de calcular tus días fértiles, como la temperatura basal de tu cuerpo, ya que la misma te indicará cambios hormonales. Todos son métodos correctos, algunos más complejos que otros, pero el mejor para ti dependerá de tu propio cuerpo y quien mejor te puede guiar es un profesional de la salud.